raidpromises

Foro del Club Raid Promises
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 A MARRUECOS EN CAMION 6X6

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Raidman
RP ORO
RP ORO
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 636
Edad : 48
Localización : Pallejà, Bellver de Cerdanya
Puntos : 765
Fecha de inscripción : 01/12/2008

MensajeTema: A MARRUECOS EN CAMION 6X6   Dom 13 Sep 2009, 23:28



Ruta con el camión Aventura 6x6 en Marruecos

15/07/2009 - Reportaje
Tras meses de duro trabajo, el Camión Aventura 6x6 ha realizado ya su primera salida oficial a Marruecos. Un equipo de expertos de Masnatura, liderado por Manolo Plaza -piloto profesional, participante activo en el circuito profesional de todo terreno- ha diseñado y preparado el camión para este nuevo proyecto. El camión 6x6 (tracción total a las seis ruedas) ha formado parte del equipo de Manolo Plaza durante algunas ediciones del Dakar como vehículo de asistencia, por lo que es un auténtico camión de competición. Barras antivuelco, asientos de seguridad, calefacción, aíre acondicionado… Y 19 plazas –en cada salida- para devorar las dunas del desierto marroquí. Además de atravesar el Atlas, recorriendo las profundas gargantas de Dades y Todra en el Alto Altas Central. Y de explorar la puerta del desierto del Sahara, ascendiendo las gigantescas dunas de Erg Chebi, por las antiguas pistas del Paris Dakar.

Los intrépidos viajeros tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano la cultura berebere en sus pequeñas aldeas de montaña y en las cuevas y haimas del desierto. Y qué mejor forma de tomar contacto con el pueblo marroquí que visitando el poblado de Merzouga, en el norte de Erg Chebi, donde gracias al trabajo y el esfuerzo del mismo Manuel Plaza se ha construido una escuela para los niños marroquíes, cuya visita nos ofrece a los viajeros una experiencia única. Se nos invita además a aportar nuestro granito de arena –mediante material escolar, por ejemplo- para el desarrollo de esta escuela local.

Dar un paseo en dromedario al atardecer; dormir en pleno desierto bajo un manto de estrellas; cabalgar a lomos de quads por las dunas; hacer compras en un zoco local; y bailar al son de los tambores bereberes son algunos otros de los atractivos del viaje.

De ruta


Aterrizamos en el aeropuerto de Menara, en Marrakech y tras sellar los pasaportes y recoger el equipaje nos encontramos en el aparcamiento con el protagonista de este viaje, el camión aventura 6x6. Su aspecto es realmente imponente y su tamaño impresionante.

Tras cargar el equipaje y familiarizarnos con los asientos y los cinturones de seguridad emprendimos el viaje. Marrakech está llena de vida, y poder contemplar las escenas cotidianas del caos sincronizado de sus calles y sus gentes nos terminó de convencer de que estábamos ya en Marruecos.

Pese a sentir la atracción de la atmósfera amigable y misteriosa de Marrakech, enfilamos la carretera rumbo hacia la cordillera del Atlas. Nos esperaba una etapa larga en horas aunque corta en kilómetros, y con el atractivo de cruzar el Atlas de forma transversal. Poco a poco el paisaje fue cambiando desde suaves palmerales a bosques más frondosos en las faldas de la cordillera. Nos fuimos internando en gargantas y valles y la carretera se fue haciendo cada vez más sinuosa y empinada.

Tras cruzar la cordillera llegamos al ksaar (ciudad fortaleza) de Âït Ben Haddou, una preciosa medina antigua que forma un conjunto de kasbahs muy bien conservadas. Está situada en un valle, a orillas de un río y junto a un palmeral que forma un oasis.

Antes del atardecer llegamos al campamento de Fint, donde terminamos la jornada contemplando las estrellas, escuchando tan solo el croar de las ranas del oasis y repasando mentalmente los pasos del camino recorrido.


El desierto

Al día siguiente nos despertamos temprano para afrontar la etapa más dura y larga del viaje. En el primer tramo hasta Agdz cruzamos una cordillera algo menor que se llama Anti Atlas, donde el paisaje iba poco a poco volviéndose más árido y seco, pero mostrando una desoladora belleza por sus gargantas, desfiladeros y sus caprichosas formaciones geológicas.

De Agdz a Zagora se extiende el enorme valle del Draa, que forma uno de los palmerales más grandes del país, sin embargo nos desviamos hacia Tazzanine, atravesando una zona arbolada que recordaba, salvando las distancias a las sabanas del Este de África, ya que abundaban las acacias planas y bajas en una zona llana que evocaba aquellos paisajes.

Atravesamos Rissani, cruzando el gran pórtico de bienvenida a la ciudad, a través del cual simbólicamente nos adentramos en el desierto.

Desde Rissani a Merzouga se extiende un vasto desierto muy llano y de piedra negra llamado hamada, apenas unas pocas briznas de hierba de camello son la escasa vegetación de este lugar desolado. Sin embargo de nuevo nos encontramos con un paisaje muy atrayente pese a lo hostil, repleto de espejismos en el horizonte, con la cordillera del Anti Atlas en un lado y al fondo comenzaban a brillar las dunas naranjas de Merzouga, el comienzo del gran Erg Chebbi, la puerta marroquí del Sahara. El camión toma velocidad por este paraje tan familiar y tan adecuado para sus características, y da la sensación de que aumenta un poco la velocidad, ansioso por entrar en la arena del desierto.

Merzouga es una pequeña pero extendida aldea berebere de casas bajas y rectangulares de adobe, que está situada al borde de las dunas del Erg Chebbi.

Paramos a comer en la Kasbah Albergue Atlas du Sable, un auténtico oasis en el cual nos refugiamos del calor, nos dimos un refrescante baño en la piscina y disfrutamos de una deliciosa comida y de la hospitalidad y amabilidad de las gentes del desierto.

Continuamos el viaje para adentrarnos más aún en el desierto. Primero bordeamos con el camión el Erg Chebbi. La pista por la que rodábamos ha sido utilizada en muchas ediciones del Dakar, y así, anclados a nuestros baquets y a toda velocidad podíamos sentir las emociones y sensaciones de los pilotos, disfrutando de un paisaje magnífico.

Llegamos a un asentamiento nómada. Desde ese punto cambiamos de vehículos, nos esperaba una cordada de dromedarios dispuestos a adentrarnos en las grandes dunas. Los dromedarios nos dejaron a mitad de camino de una gran duna y seguimos a pie, comprobando de primera mano lo duro que es andar por la arena y apreciando así mejor la facilidad con que lo hacen estos extraños animales.

El atardecer desde lo alto de la gran duna y sobre ese manto de arena ondulada fue realmente inolvidable. Desde allí arriba, pudimos ver al camión avanzando por las dunas hasta llegar al campamento, casi un cuadrado insignificante situado en la base de la gran duna, aunque completamente aislado y sin nadie más alrededor. La bajada hasta allí fue espectacular, corriendo, hundiéndonos en la arena hasta las rodillas y los más intrépidos haciendo sandboard, surfeando la duna a gran velocidad.

En el campamento del Erg Chebbi nos esperaba un espectacular recibimiento al son de los tambores bereberes. Tras una excelente cena, disfrutamos de la música y bailes bereberes bajo un manto increíble de estrellas, celebrando una preciosa jornada de ruta.


Las gargantas del Alto Atlas Central

Salimos del Erg Chebbi por las pistas del Dakar, rodeando las dunas y cruzándonos con nómadas por el camino, hasta llegar al poblado de Khamlia. Camino de Merzouga y a petición popular, volvimos a internarnos por las dunas bajas con el camión y volver a disfrutar como niños. La siguiente parada fue la laguna de Merzouga. Creo que es uno de los lugares de mayor contraste que haya podido ver nunca: una gran laguna repleta de flamencos en plena hamada y con las dunas anaranjadas como telón de fondo.

Continuamos ruta dejando atrás las dunas, poniendo rumbo hacia el Alto Atlas Central. En Rissani paramos a recorrer el zoco y las tiendas, es muy curioso el parking de burros que hay en la ciudad.

Tras un par de horas más de viaje, llegamos a Tinerhir, uno de los lugares más hermosos de toda la ruta. Se trata una prospera población con un centro moderno, pero cuya medina antigua está situada al borde de un enorme oasis, un enorme palmeral que contrasta con el rosa de las construcciones tradicionales y las enormes rocas del Atlas. Atravesando Tinerhir se llega a la imponente garganta del Todra. El río Todra ha ido formando a lo largo de los siglos un wadi (cañón) que se interna 40 kilómetros por las montañas del Atlas. Los 600 metros finales de la garganta del Todra son los más espectaculares, ya que por el cañón discurre un río de montaña de aguas prístinas, entre unos precipicios verticales de unos 160 metros de altura.

El siguiente tramo fue atravesar el valle de las Rosas hasta Boulmane Dades, localidad que hace de puerta del Alto Atlas Central.y en la que la arquitectura tradicional predomina, en contraste con las altas cumbres y sierras que la rodea.

Finalmente llegamos anocheciendo a Ouarzazate, ciudad en la que se han rodado numerosas películas, algunas de ellas por sus calles y otras en los célebres Atlas Estudios. Pero si por algo es conocido Ouarzazate es por su imponente kasbah Taorit, una de las más grandes y mejor conservadas de la zona.

Nos acomodamos en el precioso riad Chamaa, y nos dimos una ducha refrescante antes de la cena. Por la noche, tomando una copa en el jardín, junto a la piscina, teníamos la sensación de que llevábamos mucho más que tan solo tres días viajando, por la cantidad de paisajes diferentes y grandes contrastes que habíamos disfrutado.


El regreso

Desayunamos temprano y nos subimos con pena al camión. Pena por ser la última etapa del viaje y por no poder prolongar la aventura. Pena por dejar atrás tantos personajes que nos habían recibido tan bien y con los que habíamos compartido sonrisas y buenos momentos. Volvimos a cruzar el Atlas y dimos un pequeño paseo… El camión nos dejó en el aeropuerto y ya lo estamos echando de menos, a él y a este impresionante descubrimiento que es el Sur de Marruecos.

Texto y fotos: Paco León COCHES4X4.NET

_________________
Suzuki Samurai 1.3 carb 89
Nissan Terrano II 3.0 5p Aut 03
Renault Megane 1.5 dci sportbreak 12 para trabajar (y de prestado)


Barcelona / Bellver de Cerdanya
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.raidpromises.es
 
A MARRUECOS EN CAMION 6X6
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» V MARCHA A MARRUECOS BOUTIQUE BIKE 2011 del 24 al 28 Febrero 2011
» RUTA A MARRUECOS "SADI: YOUSSOUFIA" SEMANA SANTA
» Marruecos 2008 Despedida, llegada y crónicas
» ¿Qué hicieron Cesc y Laporta en Marruecos?
» MARRUECOS en Semana Santa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
raidpromises :: MOTOR :: Furgopromises-
Cambiar a: